¿Querrías vivir en un mundo habitado por especies revividas por el ser humano? Es una realidad. | #TEDXValladolidSalon #Desextincion

Somos el animal más irónico y caprichoso de la Tierra. No lo neguéis en público que os van a mirar raro, y si no os miran raro saliros del público. ¿Por qué somos irónicos y caprichosos? Porque hacemos lo que nos de la gana, tanto si es para bien como si es para mal; motivados por una convicción bien arraigada o un simple impulso. El caso es que para todo, incluso teniendo la sensación de que nos estamos equivocando, tenemos justificación. Los psicólogos lo llaman autoengaño, ¿no? Y si es un capricho más revivir especies? Un cargo de conciencia por un pecado cometido y que impulsa un sentimiento de responsabilidad y afán creador. Una manifestación de egocentrismo, quizá. Pues además de todo eso, es una realidad. Un equipo multidisciplinar de expertos ya ha revivido especies y está trabajando para alargar su esperanza de vida y su adaptación a los ecosistemas naturales actuales. De hecho, España fue un escenario pionero al revivir, con éxito durante unos minutos, a un bucardo (cabra pirenaica).

Para mi, la gran pregunta es: ¿qué necesita el planeta Tierra para seguir viviendo, para sobrevivir? ¿Mil, dos mil especies? ¿Las especies x, z e y? Muy bien, trabajemos sobre esas. El resto, ¿un sueño romántico?

Romanticismo. Qué bella palabra, ¿verdad? Una bella palabra que, en profundidad, quizá signifique tirar la casa por la ventana y hacer lo que me da la gana, porque lo vivo con pasión y creo que… ¿Os acordáis de mi artículo anterior y Descartes? Cuidado con nuestra creatividad, hasta el más romántico de los directores creativos (y gente sin cargo) sabe que las ideas hay que desarrollarlas, llevarlas a cabo; si no… Hay quién dice que no valen nada.

¿Revivirías a un bebé que fue abortado? Espera. ¿A las mismas manos y en las mismas condiciones que no le dejaron nacer y que iban a impedir su felicidad y correcto desarrollo Ó a unas manos y en unas condiciones mejores? Quizá la pregunta del millón este tema sea: ¿podemos revivir a los animales que extinguimos, que matamos, y traerlos a un mundo mejor? ¿Somos mejores? ¿O merecen algo mejor? Al fin y al cabo, ¿quién descansa y quién se retuerce por cargo de conciencia? ¿Será un irónico y justo ajuste de cuentas por selección natural?

Cuidemos lo que tenemos; porque quizá si no dejamos para mañana lo que tenemos que hacer hoy, dejaremos, también, de tener dilemas morales.

Anuncios

¿Tienes algo qué decir? ¡Compártelo!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s