¿Qué se debe y qué no se debe hacer en las Redes Sociales? | Nothing more to say, just think and share #SocialMedia

En un mundo en el que superstars súper profundos, alcohólicos, drogadictos y que escriben cosas que aportan tipo “ala, ha dicho pene” o “selfie”, reciben 300.000 Favs (favoritos) y RT (retuits), salen en la televisión y hablan de ell@s hasta los abuelos del lugar… ¿De verdad crees que tienes que preocuparte tanto?

En esto de las redes sociales no hay reglas, debe haberlas, las propias de las consideraciones del respeto y el sentido común. Que no es poco y no abunda. Por inexperiencia o porque las personas somos así sí nos creemos perfectas y no nos perfeccionamos en el día a día de forma consciente. Estos consejos los pienso para personas, es decir, no para empresas u otro tipo de organización. Cuando estamos hablando del pan de muchas personas… Ya sabemos que cerramos la boca por miedo a hacerlo mal. Y, quizá, esté bien. O quizá no…

Mis puntos de vista o consejos son:

1. Antes de publicar cataloga mentalmente si el post, tuit o lo que sea que valoras publicar es información “sin mayor problema” o si es estratégica. Es decir: ¿si lo público me puedo meter en algún follón? ¿O meter a alguien en un follón? ¿Me pondrá o les pondrá en evidencia, desventaja o problema? Sí crees que sí, tomate unos minutos (minutos, no segundos) para pensar posibles consecuencias. Más vale prevenir que curar.

2. Respeto, lo primero. Ahora bien, ya sabemos que en esta sociedad la diferencia entre ser sincero y ser maleducado es una fina línea. Hablando bien, sin faltas de respeto, para los cobardes claro. Si le dices a un señor que está mintiendo descaradamente públicamente y es que realmente lo hace… ¿cuál es el problema? Que otras mil personas te pondrán verde. ¿Eso hace que no hayas dicho una verdad como un templo con todo el respeto y sinceridad? No, ¿verdad? Nothing more to say, just share. He aprendido mucho más de la gente que dice las verdades, aunque duelan, que de los que se limitan a redistribuir contenidos de otros. El poder de la opinión, de la libertad.

3. Si subes contenido multimedia o vas a compartir información que tiene un halo de secretísimo o privacidad consulta antes de nombrar a alguien a ese alguien para obtener permiso. Si te dice que no, por mucho que te haga ilusión o creas que vas a obtener 10.000 RT no se publica. No. No… No tienes ningún derecho para hacerlo.

4. Buena ortografía. No, no cuela que “ha sido el autocorrector del iPhone”. Que se cuele una h, una v o cosas así de vez en cuando se puede entender. AHORA QUE ESCRIBAS ASÍ EN MAYÚSCULAS NO SE ENTIENDE?? Ni eres guay ni nada con connotación positiva. Y “escrivir cosas así xq tb t ace sntirt guay” tampoco. ¡Que le estas hablando al mundo, modera tu lenguaje! Ah y las mayúsculas existen. (Pero sólo para la primera letra tras un punto y nombres propios. Aclaración).

5. ¿No estaré dando mucho la vara escribiendo a todas horas?Pues mira, sí, si escribes a todas horas entras perfectamente en la definición de varas o chapas. Ahora, ¿no son los chapas los que hacen que otras tantas personas tengan algo que leer, algo que les haga reír, algo de lo que aprender cuando abran su Twitter, Facebook o YouTube? #DeNada. Tú sabrás si te compensa más vivir en función del que dirán… Express your self.

6. Sí, hay gente que al parecer publica en función de lo que cree que es más fácil de ser honrado con un Me gusta, un fav o un RT. Si Justin Bieber o similar pone “I’m pooping” probablemente 300.000 personas lo RT, y me parecen pocas. La gente no es racional y muchas veces sorprende que personas que están cambiando el mundo tienen 300 seguidores en Twitter. ¿Es justo? No, es penoso, como muchas cosas en esta vida. Hay que asumir que el (famoso) 99 % de la gente… Es como es. Y me dirás: ¿Algo estará haciendo mal? Pues eso dicen los expertos. Yo no termino de estar de acuerdo. Hay gente que “mola y aporta mazo” y no tiene ni 1.000 seguidores.

7. Think different. Haz, haz cosas y prueba. Que te gustaría que X persona te escribiera, pues oye escríbele tú. ¡Como va a saber que existes! Lo mismo le pasa lo mismo. ¿Quién sabe? Hace mucho que Estados Unidos ha perdido el monopolio del título “país de las oportunidades”? Now it’s Internet. Nunca ha sido un lugar, han sido personas. Y ahora tienes los medios. Lo demás son excusas. ¿No te da vergüenza? A mí sí.

8. Márcate tus propias reglas. Si puedes respaldarlas con argumentos sólidos y en base a los principios de toda la vida o de los tuyos… ¿Por qué no iban a ser válidas? No hagas lo que no te gustaría que te hicieran, ahora tampoco te quejes sí la has cagado y te lo dicen públicamente.

9. Perdón, por favor y gracias.

10. Te toca a ti. ¿Qué añadirías?

Anuncios

¿Tienes algo qué decir? ¡Compártelo!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s