“Mamá, me voy a un taller de empleabilidad para encontrar trabajo”.

Me acuerdo de un evento de Social Media de no hace mucho que se posicionaba con el objetivo de ayudar a los asistentes a una serie de talleres a mejorar su empleabilidad. ¡Y qué razón y qué sin razón!

Dice Wikipedia, mi segunda amiga junto a RAE, que empleabilidad “es la capacidad potencial de incorporarse y permanecer en el mercado laboral”. Como siempre, suena todo fenomenal y cuidado que es muy revelador, pero en la práctica la realidad es que somos unos vagos, unos tradicionales y creemos que para encontrar trabajo vale con hacer un CV en Word, diciendo 5 verdades y 6 mentiras, o mover a mamá, papá y demás para que muevan ellos sus contactos. Fenomenal, ¡viva la autonomía, la valentía y el ejercicio de inteligencia!

¿Sabéis cuál es la mejor formar para encontrar empleo? Hacer cosas. Está genial lo de ir a talleres y demás pero las cosas se trabajan a diario: ¡Haciendo! ¿Por qué? La definición de empleabilidad dice que es la capacidad potencial, cuidado, potencial, que es lo mismo que hablar de lo que puede ser, pero no es. Vital, esto es vital. Por eso hay que hacer cosas. ¿Sirve de algo tener potencial si no se hace nada para materializarlo y desarrollarlo? ¿Sirve tener buen gusto en el diseño si jamás se ha diseñado nada? ¿Se puede vivir de algo que puede ser pero no es? No, no sé puede. Es la famosa frase sobre que las empresas quieren resultados. Y es que no es que los quieran, es que viven de ellos. Además, desde luego, para encontrar empleo tenemos que comunicarnos. Hay una frase fantástica que leí hace años y que no dejo de repetirme a mí misma y a quién no le da valor a comunicar: “lo que no se comunica no existe”. No esperes que la gente piense que eres deportista si no te ven hacer deporte (se convencen por sí mismos) o si tú no dices qué lo haces (les convences tú). Esto, en términos de empleabilidad o búsqueda de empleo, quiere decir que te busques una plataforma en la que puedas hacer por tu voz, y sobre todo que la oigan (un blog, cuenta en Twitter, Linkedin, YouTube, etc); que te muevas y vayas a eventos de lo tuyo o generales que te van a servir para aprender y conocer gente (trabajarte tú tus cosas, crearte tú tu red de contactos). Desde luego, no cabe esperar conseguir nada si no se ejerce la autorresponsabilidad en vez de pensar que los malos son todos los demás y qué tú eres demasiado bueno para estar en esa situación. ¿Estás seguro de qué transmites lo bueno que eres? ¿A caso lo estás demostrando? ¿Te estás demostrando a ti mismo que eres lo valiente, responsable, autónoma y luchadora que te crees que eres?

Meses atrás, me dediqué a buscar adjetivos en la RAE para intentar saber como soy: tagguearme, etiquetarme. Uno de esos adjetivos que busqué era “humildad”, y la RAE decía lo siguiente: virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento.

Si, por ejemplo, te quieres dedicar al Marketing Online y para empezar vas a estar de Community Manager encárgate de saber utilizar las principales herramientas de gestión y analítica de cada red social o plataforma online; las principales herramientas para crear infografías; mide tiempos y conoce los recursos que necesitas para dar continuidad a tus proyectos Social Media (los tuyos o para los que trabajes). Pero desde luego no esperes que ni 2 ni 5 talleres sobre Social Media te conviertan en una Community Manager ni que por leer los 10 libros que haya en la librería de turno sobre Marketing Digital lo va a hacer. Practícalo y sacarás varias cosas en clave: ¿de verdad quieres ser Community Manager? (Voluntad). ¿Estas capacitado para serlo? (Humildad). Sabrás si es lo que de verdad te gusta y te harás consciente de si estas capacitado o no. Porque otra cosa que se hace es echar CV a lo bestia y entrar en cualquier sitio sin más, como quien va a echar la bonoloto.

Se suele decir “it’s not about talking, just walking” o cállate y anda, básicamente. La diferencia entre un experto y un vendedor de humo es que el primero hace y el segundo dice cómo dicen otros que se hace. Y este principio no es para los frikis de Social Media, vale para todo hijo de vecino, te quieras dedicar a una cosa o a otra: encárgate de saber hacer las tareas que vas a desempeñar. Y lee mucho y formate más, para complementar ese aprendizaje, trabajar la mente y aumentar perspectiva.

… ¡A trabajar! A fregar mucho, ;-D.

Anuncios

Un pensamiento en ““Mamá, me voy a un taller de empleabilidad para encontrar trabajo”.

  1. Reblogueó esto en Cursos -> prácticas -> trabajoy comentado:
    ¿Sabéis cuál es la mejor formar para encontrar empleo? Hacer cosas. Está genial lo de ir a talleres y demás pero las cosas se trabajan a diario: ¡Haciendo! ¿Por qué? La definición de empleabilidad dice que es la capacidad potencial, cuidado, potencial, que es lo mismo que hablar de lo que puede ser, pero no es. Vital, esto es vital. Por eso hay que hacer cosas. ¿Sirve de algo tener potencial si no se hace nada para materializarlo y desarrollarlo? ¿Sirve tener buen gusto en el diseño si jamás se ha diseñado nada? ¿Se puede vivir de algo que puede ser pero no es? No, no sé puede.

¿Tienes algo qué decir? ¡Compártelo!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s