La generación Y y los vendedores de humo de Internet.

Los y las que nacimos entre 1982 y 1995 tenemos el sobrenombre generacional de Generación Y, nacimos con la cultura de la tecnología, en el auge económico, en la comodidad de un hogar en el que no faltaba de nada y en teoría nos podíamos dedicar a estudiar y divertirnos. La comodidad y ciertas facilidades que nuestros abuelos e incluso padres consideraban lujos son normales para nosotros. Somos la generación de la libertad en muchos aspectos, como el de la homosexualidad o la de montar una empresa en Internet aprovechando las lagunas legales.

En España también ha existido y existe la cultura del pelotazo, del oportunista en lugar de la del trabajo y el esfuerzo, algo que ahora sí, con la crisis, se nos está metiendo mucho en la cabeza. Somos personas de retos, somos conscientes de que lo que es puede dejar de ser.

Es el auge de la tecnología – y del autodidactismo-, nos pasamos todo el día con el smartphone, el PC y la tablet, en las redes sociales, llegamos a ser Autónomos y a trabajar apasionados en nuestra marca personal. Somos Tech Lovers, Social Media lovers, aunque algunos no lo sepan.

Internet es muy compleja, en todos los aspectos y más si se quiere trabajar en ella – ella porque es la red de redes- y sobre todo de ella. Están empujando con fuerza profesiones como la de programador de la web social, community manager, social media manager. Se habla de una Social Media Revolution, de una cesión de poder a las personas de a pie pero con mucha iniciativa y ganas de mejorar. Es un canal para demostrar nuestra valía.

Pero, ¿por qué vendedores de humo?

Dudo que haya algo más competitivo que la integridad y la honestidad en un profesional, lo que escasea es exclusivo, y estoy segura de que profesiones como la de community manager va a dar salida a un montón de personas que van a lo fácil, a jóvenes que se creen que pueden hacerlo. Próximamente publicaré un artículo sobre qué es el Community Manager. Lo que está claro es qué no es un Community Manager. Y no es: un jovencito o jovencita sin conocimientos sobre empresa, marketing, publicidad y comportamiento humano que se sabe de memorieta las herramientas y aplicaciones útiles en social media, no es sólo un ‘aprender sobre la marcha’. Por mucho que se pase horas y horas en las redes sociales, creando webs con programas básicos como FrontPage, que investiga sin rumbo en Internet sobre social media. Un Community Manager no es una persona que sabe crear cuentas o perfiles según que red social, que sabe publicar y sabe hacerlo rápido respecto a los viejales que no tienen ni idea de qué va esto, no es alguien que conoce más o menos las herramientas, ni alguien que se limita a publicar de vez en cuando ‘desde la comodidad de su hogar’. ¿Le dejarías tu empresa a una persona así, con esa forma de ver su trabajo, con esa mentalidad tan básica?

Cada vez tengo más claro que el mejor Community Manager de una empresa es su fundador o fundadora, quien siente con pasión la misión y la visión de la empresa, pero poniéndonos a subcontratar busquemos a alguien que sepa cómo optimizar y rentabilizar sus acciones en los medios sociales, que tenga habilidades sociales y emocionales para enganchar a una comunidad y hacerla sentir genial, que conozca las herramientas que midan sus acciones – lo que no se mide no se puede mejorar-, que tenga unos conocimientos mínimos y sobre todo un recorrido práctico.

Ahora esta persona tampoco es una persona encerrada en los números, que automatiza todo y se olvida de los sentimientos y emociones encerrado en su rutina. Es una persona seria, de buenos hábitos, que conoce dónde se mueve – y lo que le pasa por la tangente- y que planifica. Honesta e íntegra que informa y forma a sus clientes y seguidores. Que crea con entusiasmo y pasión. Es una persona que lee y escucha, y que sabe conversar. Es una persona que valora y se empapa de las personas y la misión y visión de la empresa. Y desde luego…

Internet no es el mejor lugar para dar el pelotazo ni un simple escaparate de nuestras acciones, si no una herramienta para multiplicar los resultados y llegar a conectar de la mejor forma posible con las personas. Y… No pasa nada por darnos cuenta de que nos queda mucho, por eso mismo somos jóvenes. Tenemos que ocuparnos – no preocuparnos- por dar los primeros pasos si puede ser de la mano de alguien con experiencia, recursos y buena intención.

Anuncios

¿Tienes algo qué decir? ¡Compártelo!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s