El valor de la emocionalidad en los negocio

Está muy extendido el rechazo a la emocionalidad y lo sentimental por creerse símbolo de la fragilidad o debilidad, tanto que quien demuestra esas cualidades obtiene rechazo y se convierte en la comidilla de la oficina o de una pandilla de amigos. Es muy típico oír entre la gente  vulgar (normal y corriente, nada excepcional) burlarse del sexo femenino, o del masculino por parecerse al anterior, por tener un exceso de sensibilidad o presentar desinterés por algo que constituya una competición o un reto. Yo les diría #QueSeVayanALaMierda y que son unos #CortosDeMente, pero como varios profesionales de la comunicación y social media (esto de Internet) me han aconsejado mantener la compostura, voy a ir a lo práctico y a lo evidente, sin llegar a hacer algoritmos.

El éxito de Apple, por ejemplo. Apple es una marca que ofrece unos productos tecnológicos de calidad indiscutible y superior “al resto”, desde sus inicios tenían máquinas que con elementos más simples tenían más potencia que el resto y con menor coste de fabricación.

Esto lo he sabido hace poco, antes de investigar en el tema lo único que sabía es que los diseños eran súper atractivos, los productos innovadores, que Steve Jobs estaba detrás, que era un éxito en Estados Unidos, que representaban el liderazgo en lo suyo y que se hacían valorar poniendo precios altos (propios de productos elitistas, puesto que no me parecen altos). Es decir, que sin duda alguna una máquina suya tendría que estar en mi futura oficina porque quiero que mi oficina sea el albergue físico de una idea diferente al resto, la mía,  tal y como representa Apple para mí y para el resto del mundo.

Todo esto son percepciones, emociones, sentimientos… No son cosas objetivas de: SO, RAM, GHZ. Sí… pero vamos a ver… Esto lo tiene mucha gente, muchas marcas, se trata de crear experiencia de marca, de hacer algo más que tener un buen producto, porque si no, podemos tener entre manos algo valiosísimo que no se conoce o que se conoce ineficiente/eficazmente y no ser “nadie” (entiéndase ser alguien como se quiera).

Como todo en la vida, la comunicación es un pilar indiscutible. Apple lo sabía y ha creado un “halo” de espectacularidad y diferenciación que es adictivo, id al Apple Store de Plaza España (Valladolid), es otro mundo o yo soy una iluminada (que también)…

Yo adjudico el rechazo a lo sensible, a lo emocional, como una falta de madurez y de conocimiento, como una manifestación de ignorancia más o de inseguridad personal, porque a las personas nos enamoran los detalles y lo más superficial del mundo precisamente por ese aspecto intrínseco y completamente natural en nosotros que es nuestra parte emocional.

Las grandes marcas lo saben, los líderes políticos, de masas, etcétera, lo conocen y saben sacarle provecho, y está en nuestras manos usarlo en nuestro beneficio y el del resto, por supuesto.

Os dejo un enlace al respecto de la experiencia de marca, muy básico pero justo para empezar a movernos en el término.

http://www.puromarketing.com/53/11841/pilares-experiencia-marca.html

Un saludo!

Anuncios

¿Tienes algo qué decir? ¡Compártelo!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s