¿Eres joven, mujer y te debates entre montar una empresa o ser empleada?

Desde mi punto de vista replantearse las cosas es un síntoma de inteligencia y algo natural en las personas, una autocorrección propia del sentido común que surge por nuestra preocupación de estar haciendo las cosas bien. Con 19 años en mi caso y los que podáis tener vosotr@s (y sin edades), replantearse las cosas es algo natural 100% porque estamos constantemente (y más las veinteañeras) en etapas de transición en nuestras vidas, en una etapa vital, ¡es algo importante!

(Veinteañeras) Dejamos de ser niñas que se dejaban llevar más o menos por las decisiones de sus madres y padres (familia) y pasamos a hacer de mujeres tomando decisiones que nos hacen responsables de nuestro futuro, sea a corto, medio o largo plazo, pero responsables de nuestro futuro. Y el futuro es algo que nos preocupa mucho, porque aunque digan que l@s jóvenes sólo nos preocupamos del presente porque nos pasamos el día de fiesta, divirtiéndonos, etcétera, lo cierto es que nos preocupamos tanto por el futuro que no tomamos decisiones pensando “bueno más adelante encontraré trabajo”, olvidándonos del presente, pero importándonos tanto! nuestro futuro (además de verdad).

Mientras llega el futuro, piensas uff…ser empleada de qué empresa, con qué horario, buff… qué sector si me gusta todo! No te limites, porque puedes ser empresaria. Y esto que suena a “Bua esta se cree lo que la dicen en clase de que se puede emprender”, es una realidad, sino buscad en Internet los empresarios/as más jóvenes del mundo y alucinar, se pueden hacer muchas cosas y lo sabemos tod@s! Crear una empresa es posible, y más por Internet a coste cero así que por favor valorarlo.

Pero bueno voy a seguir por la opción de primer trabajo como empleada… Sigo: SITUACIÓN: vas a buscar trabajo y te cogen por selección on-line, redes sociales, contactos, suerte, etcétera, en una empresa. Empiezas a trabajar, haces cosas bien haces cosas mal, con la sensación de que estás al 100% o por lo contrario que no lo estás haciendo tan bien como pensabas que lo ibas a hacer (si eres exigente contigo misma). ¿Qué te puedes encontrar?

Yo he conocido el mundo profesional muy poquito y desde dos figuras: la empleada y la que acompaña a la empresaria autónoma (mi madre).

Como empleada sólo puedo decir que es trabajar a tope, que requiere esfuerzo que es serio (tienes cierta autonomía y hay que tener cuidado con qué haces con esa autonomía porque tiene consecuencias, en tu empresa en cuatro, cinco ventas, dos facturas mal hechas, etc? En ti a la calle!) y que ¡importante! En un trabajo “start-up” (los primeros trabajos) somos muy sustituibles y los intereses profesionales pueden quedar supeditados a otro tipo de intereses, no hay que ilusionarte ni enjuiciar a empresari@s ni empresas… Están en otro mundo y llevan ya años y años y años… Pero valora la situación, para que no te tomen el pelo.

Como acompañante de mi madre y otras, puedo decir que ser mujer nos va a condicionar nuestro futuro profesional, especialmente si se es atractiva y no se tienen las cosas claras (que es lo propio de cuando empiezas, salvo excepciones muy excepcionales que también tienen su punto de turbiedad). Os vais a encontrar gente que os hace perder el tiempo para apreciar vuestro culo y otras partes del cuerpo femenino (O.O, pensad mal o bien de este icono), quien os tire los tejos y los mejores!! Los que ofrecen un trabajo que se cae al día siguiente. Mi consejo: no idealizar, ojos bien abiertos, pero sobre todo seriedad absoluta y sobre todo todo ser conscientes de que de la misma manera que vosotras (y ahora puedo decir vosotros) sois (somos) sustituibles, las empresas también lo son, especialmente, en sectores competitivos, es decir, en casi todos (Mala suerte si estás en una empresa de nicho de mercado).

¿Qué quiero decir? Aquí no se rinde nadie. Que hay un dicho que es “L@s últim@s serán los primeros”. Desinterés, desencantos, desilusiones, malinencionados/as y engaños… Eso estará seguro en vuestra experiencia profesional, en la mía ha estado y llevo desde los 18 años, es decir, poquito. Ocurre lo que ocurre en las relaciones personales en general… Pero el valor que tenemos es superior al que tenemos en este momento, es decir, mucho! Y de lo que tenemos que ocuparnos es de nuestras vidas y de colaborar también entre nosotr@s, nuestra generación, que los de la otra siguen haciendo ciertas barbaridades que se han convertido en costumbre y en “Esto es así, esto funciona así”.

Así que a ponernos las pilas.
Muchos abrazos y a por todas que ahora estamos de exámenes!Consejos para primeriz@s, mucha actividad seria en redes sociales, a mí me están saliendo varias colaboraciones ya y la acogida por parte de las empresas y organizaciones es alta. Y será más alta si realmente las empresas creen en la gestión del talento de la que tanto hablan.

Anuncios

Un pensamiento en “¿Eres joven, mujer y te debates entre montar una empresa o ser empleada?

¿Tienes algo qué decir? ¡Compártelo!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s